Insidious 3

insi3

Director: Leigh Whannell
Guión: Leigh Whannell
Producción: James Wan, Jason Blum, Bailey Conway…
Fotografía: Brian Pearson
Música: Joseph Bishara
Género: Terror
Nacionalidad:  Estados Unidos
Reparto: Stefanie Scott, Lin Shaye, Dermot Mulroney, Angus Sampson…
Fecha de estreno (España): 
 04/06/2015

CRÍTICAS

ChaserNox [6.5/10]

Cuando supe que James Wan abandonaba la dirección de esta franquicia que tan buenos resultados está dando en taquilla y en sustos, perdí la esperanza aunque a pesar de todo fui a verla al cine porque allí al menos las películas de miedo cumplen mejor su función (a no ser que la veas en casa, sol@ y con unos cascos que aíslen el ruido ambiente y te haga pensar que el asesino más ruidoso del mundo podría entrar a tu cuarto sin que escucharas nada). Para mi sorpresa, fue mejor que la segunda parte aunque sigue estando bastante por debajo de la primera. Eso sí, la anunciaban como “el capítulo más oscuro” y después de verla tuve claro que decían eso porque es la única en la que todos los sustos (y el 90% de la película en realidad) ocurren de noche (factor sorpresa nulo), aunque más adelante comentaré algo que me hizo gracia sobre eso de que es el capítulo más oscuro.

Para situarnos, la historia tiene lugar unos años antes del caso Lambert, es decir, antes que la primera película. En esta ocasión, se nos presenta a Quinn Brenner, una chica guapita (cómo saben estos de terror…) que ha perdido a su madre y quiere contactar con ella. Se ve que ninguna operadora  da cobertura suficiente en el más allá porque ella siente quiere decirle algo pero no sabe el qué, así que acude a Elise (sí, esta es la medium que sale también en las películas anteriores). Sin embargo, Elise no parece muy dispuesta a colaborar al menos hasta que se da cuenta de que lo que intenta comunicarse con Quinn no es su madre sino… otra cosa.

[Spoiler]Primeramente, Elise no quiere ayudar porque ya ha sido amenazada por una mujer (los que hayáis visto las 2 primeras sabréis enseguida de quién hablo) que ha jurado que la estrangularía ella misma. Todo esto porque sí, porque a esta mujer simplemente le sale de ahí o porque a los guionistas no les dio para idear un motivo lógico.

Captura de pantalla (197)

Ese incómodo momento en la vida en el que no quieres aceptar que has acabado sola

Luego llega la niña, que quiere ser actriz y cuando va a hacer una audición, ve cosas raras y acaba saludando a una sombra en la carretera hasta que le atropella un coche. Pero vamos a ver, ¿quién se queda en medio de un carril embobado saludando a “alguien”? Pues claro, llega un coche y se la lleva por delante hasta dejarla medio muerta, con lo que la niña ya tiene su Experiencia Cercana a la Muerte… de donde se lleva un bonito recuerdo.

A partir de aquí, con ambas piernas escayoladas y la cara amoratonada, Quinn regresa a casa, donde se encontrará con el regalo que se ha traído del más allá. Y a quien se ha traído es a un viejo que solía vivir en el piso de arriba y que ahora va buscando gente que llevarse con él. Curioso que sólo se lleve a chicas, ejem viejo verde ejem… Pero tranquilos, que no todo acaba ahí. Aprovechando que la chica no puede correr (¿y Dios bendito, no puede ni tan siquiera usar los jodidos brazos para arrastrarse?) el espíritu va apagando todo lo que da luz, acabando por supuesto con el macbook que todo buen americano tiene. Supongo que realmente viene de ahí lo de “el capítulo más oscuro”.

A destacar también que una vez vuelve a casa es cuando te das cuenta de las relaciones que tiene la chavala. Para empezar, el hermano es… esto… no encuentro una palabra digna para describir a semejante individuo. Su padre es la viva imagen del tío que parece que cada día ha salido de un velatorio después de trabajar 15 horas y resulta que ni siquiera sabe que su hija es vegetariana (¿Acaso pensaba que toda la verdurita que había por el frigorífico era para aliñar la barbacoa?). Pero por si fuera poco, el vecino está pilladísimo por la chica y ella va y lo niega. Joder, pero si sólo le falta un cartel de luces de neón encima de su cabeza cada vez que se encuentra con ella. Algunas lo necesitan demasiado masticadito todo.

Mira papá, me quedo sin tibia como Jean Claude Van Damme en Kickboxer

Mira papá, con toda la tibia como Jean Claude Van Damme en Kickboxer

Continuando con el espíritu malvado, sigo intentando encontrar una explicación al porqué necesita una botella de oxígeno. Quiero decir, está muerto, ¿para qué una botella cuyo único objetivo es la respiración del paciente? No lo entiendo. Lo único que conseguían así es que me acordara de Darth Vader cada vez que estaba cerca. El caso es que pese a todo, como Quinn no sabe usar los brazos ni para defenderse, el espíritu la acaba poseyendo… parcialmente.

Cuando parece que todo está perdido porque Elise no quiere ayudar, deciden llamar a los cazafantasmas que también aparecen en las anteriores entregas. En esta precuela se les conoce porque llevan un videoblog donde publican sus “trabajos”. El padre pronto se acaba dando cuenta de que son unos farsantes de aupa y menos mal que entonces aparece Elise con toda su determinación para acabar por fin el trabajo, porque si no, los cazafantasmas habrían comido hostias.

A la rave se va por allí

A la rave se va por allí

Es justo en este punto cuando la película empieza a dar muestras de que las escenas son una sobrada detrás de otra. Elise invoca los poderes de Hércules y se quita de encima a la vieja que quiere matarle pero además vacilando con un “¡venga, zorra!”. Pelea de viejas… no encuentro seriedad en ese concepto por muchas vueltas que le de. Además, luego se encuentra con el padre de Darth Vader y también le chulea con la canción de David el gnomo (“Soy 7 veces más fuerte que tú”). Como digo, sobrada tras sobrada.[Spoiler]

Pese a todo lo malo que pueda tener, la película tiene sus momentos de tensión aunque los sustos no son precisamente su fuerte. Aún así, con todo lo que ve la luz últimamente en el género de terror, podríamos decir que es digna sucesora de esta franquicia. Sin embargo, yo no encuentro que haya estado tan bien hilada como se cuenta con el resto, pero eso lo dejo a gusto del espectador.

Por lo que sé, ha recaudado lo suficiente para ser rentable, por lo que es probable que haya próxima entrega. Esperemos que James Wan decida volver al género de terror como director y lo haga por la puerta grande.

Jurassic World

jurassic world

Director: Colin Trevorrow
Guión: Colin Trevorrow, Rick Jaffa, Amanda Silver…
Producción: Steven Spielberg, Frank Marshall…
Fotografía: John Schwartzman
Música: Michael Giacchino
Género: Ciencia Ficción
Nacionalidad:  Estados Unidos
Reparto: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, Nick Robinson, Vincent D’Onofrio
Fecha de estreno (España): 
 12/06/2015

CRÍTICAS

ChaserNox [8.5/10]

Ya desde pequeño me han gustado mucho las películas de dinosaurios. Quizá fue porque Jurassic Park fue la primera película que vi en el cine hace ya !!23 años¡¡ (feeling viejuno). Marcó mi infancia hasta el punto de que nunca han dejado de fascinarme estos animales. Tenía varias colecciones de figuras, pegatinas y todo lo que pillara y recuerdo que muchas de ellas  eran merchandising de esta franquicia. Sin duda, aquella película se convirtió en clásico y marcó época en el cine. Tal fue el tirón de aquella película que en 4 años llegó la secuela, también de la mano de Spielberg por última vez hasta ahora. Desde aquella secuela, Spielberg decidió “abandonar” el barco, al menos como director (desde entonces ha sido productor). Debo decir que de pequeño, me decepcionó no encontrar al doctor Alan Grant en esta secuela, el que había sido protagonista de la anterior, aunque no importó demasiado porque al fin y al cabo, los protagonistas reales eran los dinosaurios.

Después de estrenarse la tercera película allá por 2001, se estuvo hablando durante años de continuar la franquicia, de hacer un reboot, o bien un lavado de cara porque la franquicia estaba perdiendo fuelle. Parece que al final se decantaron por ésta última… y me alegro porque tiene muchos guiños a aquel clásico del 93, incluida la fabulosa banda sonora de John Williams.

jurworldpuerta

Bienvenidos a Jurassic World

Pasando a hablar ya de la película, la historia, como no podía ser de otra forma después de ver que la MPAA había calificado la película como PG-13, es bastante sencilla para que los niños pequeños que vayan a verla puedan ver muchos dinosaurios sin tener que pensar lo más mínimo (sé que las demás son PG-13 también, pero cada vez se han vuelto más light). Recordemos además que se ha estrenado en verano por alguna razón. Pues bien, la trama cuenta la historia de dos hermanos que van a visitar el parque donde les espera su tía Claire, que se encarga de la dirección del mismo. Una vez allí es donde podemos ver que lo que se baraja como nuevas “atracciones” ya no son dinosaurios “puros“, sino híbridos, modificados genéticamente para ser más grandes y feroces (gran idea, un aplauso para el iluminado al que se le ocurrió). Como era de esperar para el espectáculo, acaban creando un bicho más inteligente que el 95% de los humanos que trabajan en la isla y se escapa, provocando el caos porque obviamente nunca contaron con la posibilidad de que un dinosaurio pudiera escaparse (esta historia me suena).

Los niños, decepcionados con su tía porque no puede estar con ellos porque trabaja mucho (supongo que así se explica que EEUU sea la primera potencia mundial… no paran de trabajar), deciden utilizar sus pases vips para ir a pasear por el parque, aprovechando para escaparse de la canguro que les había puesto la tía, y entrar en las atracciones sin hacer cola (uno de esos pases en cualquier parque acuático en pleno agosto sería una pasada). En este momento es cuando vemos la parte más “familiar” del parque: el modo “zoo”. Espectacular aparición en este punto del mosasaurio, primer dinosaurio marino que muestran en 4 películas, con la de juego que hubieran dado… Y por supuesto, como no podía ser de otro modo, cuando dan el aviso de que cierran las atracciones por “problemas técnicos”, el mayor de los hermanos, el más malote, decide que, como tienen pases vips, el aviso no va con ellos, de modo que acaban encontrándose de bruces con el problema.

Por otro lado está la figura de Owen (Chris Pratt), que es domador de velocirraptores. Es como un César Millán “jurassic edition“. Owen además tiene que lidiar con otro iluminado que pretende utilizar a los velocirraptores para el ejército (ya los imagino como nuevas armas disponibles en el Call of Duty Modern Warfare 10). El caso es que Owen acaba en la jaula de la “nueva atracción”, el Indominus Rex (no sé cuántas personas trabajaban en la isla y eran conscientes de que había un dinosaurio llamado así, pero se ve que no las suficientes para que alguien se diera cuenta de lo que significaba el nombre). Así que el Indominus se escapa y empieza el caos. Lo realmente curioso es que en un principio simplemente quieren usar munición no letal… contra un bicho de 15 metros de longitud y con la piel más dura que un nokia 3330 (una decisión muy sabia).

jurworldrapt

El encantador de raptors no necesita collar estrangulador

Una vez se escapa el Indominus es cuando empieza la auténtica magia del cine, ya saben, me refiero a esas cosas que sólo podían pasar en una película, como niños que arreglan a contrarreloj un coche que lleva 20 años sin funcionar o lecciones para la vida como que los zapatos de tacón son las nuevas Asics (sí, permiten correr más rápido sin cansarse y sin riesgo de esguince). Pero también es cuando tienen lugar las escenas más espectaculares, cuando los dinosaurios dejan de ser atracciones y pasan a ser depredadores.

En cuanto a las actuaciones, ninguna pasará a la historia… Son salvables pero la verdad es que no transmiten nada. Si están preparando una segunda parte y no aparece ninguno de los protagonistas de ésta, creo que nadie se quejará. Claro que esto tiene su parte positiva y es que principalmente los protagonistas son los dinosaurios, o más bien el Indominus (o puede que la marca Mercedes, cuyo logo aparece 1 vez cada 15 minutos aproximadamente).

La película tiene sus momentos memorables, especialmente por los guiños a Jurassic Park, como esa banda sonora al abrirse las puertas del parque que me hicieron sentirme un niño de nuevo, o esa escena donde los niños entran en la recepción del antiguo parque y cogen del suelo un cartel arrugado que ni siquiera leen, pero los que vimos el clásico sabemos que dice “Bienvenidos a Jurassic Park”. Muy nostálgico… aunque también cabe destacar que con toda la evolución de la tecnología CGI, se ha conseguido que los dinosaurios luzcan más que en las películas anteriores.

Lo que he echado en falta en esta película es un poco más de seriedad. La verdad es que se ha orientado la película a mostrar más a los dinosaurios que a contar una historia, lo cual va dirigido especialmente al público infantil (que ya no tienen miedo de los dinosaurios por mucha gente que se coman). Sin embargo, pese a esto, las 2 horas aproximadas de duración de la película se pasan volando y tengo que admitir que durante la película me sentí un niño de nuevo (excepto por el odio debido a que el 80% de la sala fueran niños menores de 10 años que todavía no han aprendido a callarse) y luego salí de aquella sala con una sonrisa por haber visto una buena película y con la ilusión de que habrá nueva entrega (después de desbancar a Los Vengadores como película más taquillera en su primer fin de semana, ¿cómo no?).